Las plantas más fáciles de cuidar se llaman Tillandsias 1


No necesitan ni tierra ni apenas agua, aguantan con el rocío, la niebla o la lluvia. Su floración, es una maravilla.

La de la foto és una tillandsia aeranthos. Se trata de una bromélia extremadamente sostenible, en este caso es una tillandsia de hojas grises. Popularmente se la llama clavel del aire, pues es capaz de vivir en el aire y no en el suelo. Se trata de una planta epifita sin parasitar el soporte donde se sujeta. Existen otras tillandias que son terrestes. Las epífitas crecen sobre otras plantas, rocas, acantilados o árboles. Se encuentran en los bosques y montañas de Argentina,Brasil, Ecuador, Paraguay y Uruguay. Se alimenta de pequeños excrementos, hojas, ramitas  etc. que caen sobre sus hojas. Las hojas de las tilladsias estan recubiertas por unas escatas que tienen la propiedad de retener la humedad de la atmósfera. Hay de muchos tipos: algodonosas, redondas como un bulbo, herbacias, filiforme, etc

Las inflorescencias tienen brácteas de colores y las flores también ofrecen un espectacular colorido.

Las tillandsias se propagan mediante plantitas que crecen al pie de la planta madre.

En Catalunya es muy popular la T. aeranthos, en las masías de pueblos, colgadas con un alambre formando una típica bola. Ahora cada vez más, se encuentran en balcones y terrazas.

Plantas libres de plagas y enfermedades.

Para atarlas se puede utilizar alambre de aluminio, jamás de cobre, es perjudicial para ellas

Necesidades de las tillandias en general:

Aún sin nada de atenciones, si se encuentra en el sitio apropiado, difícilmente se muere. Si quieres tenerla espectacular, toma nota de estos cuidados pues es una planta muy robusta de muy fácil cultivo y extra fuerte.

-Temperatura: entre 10 i 40ºC. En invierno pueden tolerar hasta -3ºC siempre que sean períodos corto.

-Situación:

  • en el interior, en un espacio luminoso
  • en el exterior. Si es en un clima mediterráneo puede estar en el exterior todo el año. En un clima más frío: desde la primavera hasta el otoño en el exterior, protegidas del sol directo.
  • 9 horas de sol es excesivo en verano

-La renovación del aire, el rocío y las lluvias las hacen más vigorosas.

-Se pueden colocar en cualquier soporte: ramas de árboles, sarmientos, corcho, celosias, piedra….

-Riego: En climas secos han de pulverizarse entre 1 y 3 veces por semana (depende del grado de sequedad ambiental) con agua de lluvia o de garrafa o destilada a temperatura ambiente. Les encanta estar bajo la lluvia siempre que la temperatura no sea muy baja.

-Abonado: Es conveniente una aportación nutritiva (una vez al mes durante el invierno, cada quince días el resto del año) foliar para tillandsia o bien una abono líquido para orquídeas diluido en agua. Aplicar vaporizando las hojas. Hacerlo por la noche, jamas con sol.

-Se aconseja sacar las hojas secas, sino estas acumulan humedad, tema que las perjudica.

– Si las hojas están planas señal que la planta presenta una buena salud, si están retorcidas significa que se cierran para evitar una evaporización. Si tienen un color paja, eliminar las hojas.

-No eliminaremos la flor marchita si su tallo todavía está verde.

-Las tillandsias grises retienen más la humedad que las verdes, así que las verdes las deberemos regar más que las grises.

-Cuanto más anchas son las hojas de tillandsias menos sol precisan.

-No se aconseja mezclar las entre ellas, o sea hacer una bola por ejemplo de varios tipos de tillandsias, pues unas crecen más que las otras y se las colonizan.

¿Es necesario acompañar una tillandsia de hierro, tipo herradura de caballo? No. No le perjudicará, pero tampoco lo necesita, puede vivir perfectamente sin ello.